V

Aprende más

¿Tuercas en el piso?

¿Tuercas en el piso?

​Si se te cayeron tornillos al piso, para recogerlos utiliza un imán y una bolsa Plástica, Reciclable preferiblemente. Al realizar contacto con ellos dale simplemente la vuelta y ya!

Tornillos desalineados o torcidos.

Tornillos desalineados o torcidos.

​Los tornillos que se colocan torcidos o en ángulo se pueden sacar colocando un destornillador plano en el extremo de la ranura de la cabeza y golpeando ligeramente el tornillo en sentido contrario

Tornillos "barridos"

Tornillos "barridos"

​Si este es el caso, necesitarás "crear" una nueva cabeza para el tornillo dañado que quieres sacar. Utiliza una roto herramienta para tallar un surco en la cabeza del tornillo y luego un destornillador plano y resistente para aflojarlo.

Extractor de tornillos

Extractor de tornillos

​Esta opción requiere de una herramienta especial con la que se perforará un agujero "piloto" directo en el tornillo atascado, para luego insertar un tornillo "extractor" ligeramente más pequeño. Hecho esto, lo que resta es girar el tornillo más delgado en sentido contrario hasta que se ajuste y comience a sacar el tornillo atascado. Los extractores de tornillos están disponibles en almacenes de herramientas, ferreterías o tiendas de mejoras para el hogar y en general, son esenciales para quienes realizan una gran cantidad de proyectos de carpintería.

Quitar el deslustre

Quitar el deslustre

​El deslustre es una forma lenta de corrosión que funciona como el óxido. Decolora el bronce y lo deja opaco y sin vida. Puedes eliminarlo haciendo una pasta con algunas cosas que tienes en la cocina. Combina una cucharadita de harina, una cucharadita de sal de mesa y una de vinagre blanco y cubre los tornillos deslustrados completamente con la mezcla. Déjalos a un lado en un lugar seguro, hasta que la pasta se endurezca, lo que demorará unos minutos. Lava los tornillos con agua tibia y sécalos.

Hazlos brillar

Hazlos brillar

​Una vez que los tornillos estén limpios y sin suciedad ni deslustre, puedes devolverles el brillo. Mezcla sal de mesa con vinagre blanco para hacer una pasta y frótala sobre los tornillos para cubrirlos. Déjalos a un lado durante una hora y luego enjuágalos con agua corriente. Devuélveles el brillo y sécalos con una toalla suave o con un paño.

El último recurso

El último recurso

​Puede que tengas que perforar el tornillo atascado con ayuda de un taladro eléctrico. Utiliza una broca del mismo tamaño que el tornillo y acciónala directamente contra el centro de la cabeza del tornillo. Esto no funcionará si los tornillos son de acero inoxidable o si antes se te quedó atascado un extractor de tornillos. Usa gafas protectoras cuando utilices el taladro.

Limpieza básica

Limpieza básica

​Para quitar la suciedad y los desechos de los tornillos, debes lavarlos con agua tibia jabonosa. Usa un viejo cepillo de dientes para alcanzar las zonas pequeñas. Pon la tapa en el desagüe si los estás lavando en la pileta para evitar perder uno accidentalmente. Enjuaga los tornillos bajo el agua corriente y sécalos con un paño limpio. Deja que terminen de secarse al aire en un lugar seguro, donde no se caigan al suelo y se pierdan.